Amor invisible

Anoche extendí la mano y aunque no había nadie, sentí tu tacto. Y el ambiente me devolvió tu dulzura, aunque no había nadie.