Con prisa y sin pausa

Cuando más necesitas organizarte es cuando menos te parece que puedes permitirte una pausa para hacerlo.