Conexiones 

Después de identificar una o dos palabras en un verso empezaremos a reconocer las otras como una cuestión de rutina. Poco a poco vamos a percibir la singularidad de cada verso. Del mismo modo que las caracteristicas de una calle son similares a otra, las palabras y conceptos de un verso pueden ser compartidos con otro. Krishna es la fuente última de todos los versos sánscritos; por eso no es sorprendente encontrar estas relaciones, al igual que se encuentran similitudes en una ciudad que ha sido imaginada o construida por una sola persona.

A medida que nos damos cuenta de la armonía y la conexión de todo el conocimiento védico, incrementa la sensación de satisfacción y felicidad.

A medida que nuestra incertidumbre cede, comenzaremos a divertirnos bajando por una calle para ver a dónde va, y descubrir cómo se conecta con las demás.

Tomemos un verso, por ejemplo Bg. 18.55.

Algunas de las palabras principales son: bhaktya; mam; abhijanati; tattvatah; jnatva; y visate.

Cada una de estas palabras pueden compararse a intersecciones importantes en la calle del verso.

Viajemos a lo largo de ‘bhaktya’ (‘mediante el servicio devocional puro’) y a ver que encontramos.

Nos encontramos con ‘bhakti-lata-bija’ (‘la semilla de la enredadera del servicio devocional’). Se puede alcanzar la semilla de la enredadera del bhakti por la misericordia del guru y ahora hemos podido viajar a lo largo de la calle de este verso y explorarlo, y las calles que se ramifican fuera de ella.

Por el momento, volvamos a BG. 18.55 y a la palabra mam-‘a Mi’.

Parece una calle corta pero nos damos cuenta que tiene muchas conexiones, sobre todo porque el Señor Krishna nos cuenta sobre si mismo en la Bhagavad gita.

Trata de encontrar todos los versos que incluyen la palabra ‘Mam’.

Ahora vamos a estudiar “abhijanati- uno puede saber”) y “jnatva” ( “sabiendo”).

Estas dos palabras están relacionadas en la gramática sánscrita. Aventurándonos a lo largo de las calles de su significado encontramos ‘abhijanati. ( ‘sabe’ – Bg 7.13, y Bg 4.14, o ‘puede comprender’- Bg 7.25; jnanam ( “conocimiento” Bg 18.42; vijnanam ( “sabiduría” – Bg 18.42, y. ‘temas trascendentales’.

Ajanantah (“no saber” – Bg 9.11) y avajananti ( “burlarse” -. Bg 9.11).

¡Hay toda una zona de la ciudad compuesta por “JNA” – “saber” y sus derivados!

Pero no sólo estamos tratando de adquirir algún conocimiento, queremos saber la verdad (tattvata). Así que vamos a investigar la calle tattvatah y ver dónde terminamos. Nos encontramos con el maravilloso verso Bg. 4.9.

Srila Prabhupada ha traducido esto como “en realidad” o “de hecho”.

Observa la estrecha relación entre los dos versos: El que conoce a Krishna en verdad es liberado del nacimiento y la muerte y ‘MAM eti’ Me alcanza o llega a Mí, a mi morada eterna (Bg 4.9.); y, “sólo se Me puede conocer a través del bhakti, y cuando el conocimiento sobre Krishna se completa se puede entrar (‘visate’) al reino de Dios (. Bg 18.55).

De esta forma, hemos entrado en el distrito de conocer a Krishna y alcanzar Sus pies de loto, que es el objetivo de la ciudad.