Elegir nuestra compañía

Elegir nuestra compañía

La norma en este mundo material es la ignorancia, incluso en el camino religioso o espiritual, por lo que cuando encontramos a alguien que puede comprender y aplicar de alguna manera los principios espirituales básicos, debemos estar asombrados y anhelar su compañía. En lo que se refiere a los demás, la mayor parte del tiempo deben mantenerse a una respetuosa distancia.