Frank Sinatra no mueve pianos

Frank Sinatra no mueve pianos

He citado a Dan Sullivan antes y voy a hacerlo de nuevo. ¿Lo conoces? Es el fundador y CEO de Strategic Coach y uno de los grandes mentores para emprendedores en el mundo. De acuerdo con esta serie sobre la mentalidad profesional, permíteme presentarte alguna de sus ideas. (Gracias, Dan!)

Frank Sinatra canta … y se prepara para cantar. Nada más.

Dan cuenta la historia de que cuando estaba en el ejército estacionado en Corea, uno de sus trabajos consistía en montar espectáculos para las tropas. Frank Sinatra actuó una vez allí. Dan lo estudió cuidadosamente y, como él dice,

Una de las cosas que aprendí fue que Frank Sinatra no mueve pianos.

Frank tiene otra personas que hacen eso. Frank sólo hace dos cosas, dice Dan.

Frank Sinatra canta, y se prepara para cantar. Eso es todo.

Dan tiene un concepto que él llama “Capacidad Única”. Esto, explica, es el regalo del emprendedor. Es su talento singular, la cualidad única que aporta, que nadie más puede hacer como él.

Steve Jobs tenía una habilidad única.

Seth Godin la tiene.

Shawn la tiene.

Tú también la tienes. De alguna manera tu trabajo como escritor o artista es descubrir cuál es tu capacidad única y luego organizar tu día, tu mes y tu año de tal manera que maximíces el tiempo que ejerces tu capacidad única y minimizar o subcontratar todo lo demás.

Cuando estuve en Israel investigando para mi libro The Gate of Lion, entrevisté a varias personas que habían estado cerca de Moshe Dayan, el gran general israelí y ministro de Defensa. Oí una y otra vez que Dayan solía decir: “No quiero hacer nada que otro pueda hacer».

En otras palabras, Dayan ofrecía algo único. Sin duda era difícil de definir. Era intangible. Visión, tal vez. Carisma. Fuera lo que fuese, lo entendía y también lo hacían todos a su alrededor.

Sus soldados no querían que Moshe Dayan moviera pianos. Si tratara de mover un piano, sus oficiales lo habrían abordado y arrastrado fuera del escenario. Querían que Dayan mandara, que hiciera lo que nadie más puede hacer.

Dan Sullivan, cuando habla de capacidad única, no está pensando específicamente en escritores o artistas, está pensando en emprendedores. Está pensando en Larry Ellison o Sergey Brin o Steve Jobs. Pero el concepto se aplica, creo, más a los escritores y artistas que a nadie.

Stephen King tiene una habilidad única.

También Toni Morrison.

Y Tom Wolfe y Harper Lee y J.D. Salinger.

Cada uno de ellos aporta algo que nadie más puede.

Leí en alguna parte que todos deberíamos encontrar esa cosa que podemos hacer mejor que cualquier otra persona en el mundo. Cuando lo oí por primera vez, pensé: Suena grandilocuente, ¿no? ¿Qué podríamos hacer que cincuenta mil personas más no pudieran hacer mejor?

Pero estaba equivocado.

Tengo algo, quizás más de una cosa, que puedo hacer mejor que nadie en el mundo. Lo mismo ocurre con mi amigo Randy y mi amiga Victoria. Tú también.

Mi amigo Mike acaba de mostrarme un manuscrito en el que ha estado trabajando durante cinco años. El montón de páginas mide medio metro. El libro de Mike ha creado un mundo entero, hasta los más mínimos detalles. Él lo imaginó y lo trajo a la vida, el mejor del mundo. Él es Frank Sinatra.

Como escritores y artistas, nuestra capacidad única es nuestra voz. Nuestra peculiar idiosincrasia y punto de vista. Nuestro sentido del humor, nuestra ironía, nuestra visión única del mundo.

No te sientas mal si tienes veinte o cuarenta años y te estás diciendo a ti mismo: No sé cuál es mi voz única.

La verdad es que no sabemos cuál es nuestra voz hasta que cantamos una vez, y cantamos de nuevo, y una y otra vez.

He dicho antes que no tenía ni idea de qué libros iba a escribir hasta que surgieron, y cuando lo hicieron, yo fui el más sorprendido.

Nuestra voz ya está ahí.

Nacimos con ella.

Nuestra musa lo sabe, aunque nosotros no lo sepamos.

Nos lo revelamos a nosotros mismos y al mundo a través del trabajo. Siguiendo nuestro corazón creativo y viendo lo que sale.

La mentalidad profesional es no mover pianos. Se trata de encontrar esa voz única e intransferible.

Frank Sinatra canta, y se prepara para cantar.

Eso es todo.

Fuente: Steven Pressfield – Frank Sinatra no mueve pianos