Inferioridad sin fundamento

Deja de compararte con otras personas. No eres ninguno de ellos y jamás lograrás una comparación lógica. Y tampoco nadie podrá compararse contigo. Una vez que veas esta sencilla verdad, más que evidente, acéptala y cree en ella, y, entonces, desaparecerán tus sentimientos de inferioridad.