Justo a tiempo…

Justo a tiempo…

Hay alguien que dio su primer beso a los 15 y tardó 6 años más en querer de verdad a alguien y hubo alguien que no besó hasta los 19 pero se enamoró al momento. Hay alguien que todavía está soltero. Hay alguien que se casó y tuvo que esperar 5 años más para tener un hijo, y hay alguien que tuvo un bebé al año de haberse casado.

Alguien se graduó a los 22 años, pero tuvo que esperar 3 años para encontrar un trabajo que realmente le gustara, y hubo otro que se recibió a los 26 pero ya encontró un buen trabajo al mes de graduarse. Alguien se convirtió en CEO a los 25 y murió a los 57, y hubo otro que se convirtió en CEO a los 50 y vivió hasta los 90. Todo funciona en base a nuestro “huso horario”.

Las personas solo pueden atravesar y vivir cosas a su propio ritmo. Vive en tu propio huso horario, trabaja en tu propio huso horario. Puede parecer que tus ex compañeros, tus amigos o familiares estén “por delante”, o puede parecer que estén “atrás”. No los envidies ni los subestimes. Ellos están en su propio ritmo de vida, y tu en el tuyo. Mantente con paciencia, sé fuerte y confía en ti mismo. No llegas tarde, ni temprano… Estás justo a tiempo.