Practica la indiferencia

Practica la indiferencia

Muchos trataron de liberarse de las ansiedades, las preocupaciones, los complejos de inferioridad, sentimientos de culpabilidad, etc. con resultados totalmente insatisfactorios.

Mediante tremendos esfuerzos conscientes, sólo hallaron que al final obtuvieron el éxito cuando abandonaron la lucha consciente y cesaron de intentar solucionar sus propios problemas mediante el poder del pensamiento.

La única posibilidad es… la rendición… la pasividad, no por cesar la actividad sino mediante la relajación de las tensiones.

Abandona los sentimientos de culpabilidad, resigna la preocupación de tu destino en las altas potencias, házte genuinamente indiferente con respecto a lo que será de todo ello…

Trata de proporcionar un descanso a tu ser convulso y hallarás que un Ser mayor está siempre a tu lado.