Satisfacción 

Satisfacción 

He criado a dos hermosos chavales en estos últimos quince años. Ha sido, de largo, la experiencia más hermosa y satisfactoria de mi vida. Nadie está listo o es maduro para tener hijos. El hecho de cuidarlos es en si mismo lo que te convierte en padre y en una mejor persona, mucho mejor persona que si no los hubieras tenido y proporcionado amor y cuidados. Y les doy las gracias por darme la oportunidad de aprender juntos.