Si yo fuera rico

En el siglo XXI, la riqueza no se caracteriza por cuánto dinero tienes sino por cuánto tiempo puedes dedicarte a lo que te gusta.