Vivir

Vivir

Con respecto al futuro, atesora y acaricia metas claras, sistemáticamente meditadas. Por contra, vive el presente de una forma flexible, indefinida y laxa, atento a la magia del momento.